By 90Min
September 13, 2017

Luis Suárez es un jugador pasional que no puede reprimir sus impulsos. Siempre lo deja todo en la cancha, aunque a veces emplee palabras o realice acciones que no sean lo más adecuado.

El crack uruguayo siempre tiene un guerra con los árbitros. Dialoga con ellos, pero de vez en cuando también suelta algún que otro insulto. Ayer, en el partido frente a la Juventus de Turín, el crack del Barcelona le dijo esto al árbitro principal del partido, Damir Skomina.



El jugador uruguayo se salvó de ser sancionado porque el árbitro no fue capaz de oír lo que le dijo, pero el crack culé juega con fuego cada partido.

You May Like