By 90Min
September 14, 2017

Su llegada no fue fácil, ya que para empezar el defensor que se pretendía fichar era el catalán del Arsenal, Héctor Bellerín, pero finalmente se descartó ante la imposibilidad de negociar con el club inglés. Por ello, se acudió a la segunda opción que era un desconocido (hasta entonces) Nélson Semedo. 

Un futbolista que tan sólo 2 años atrás había debutado profesionalmente en su club, el Benfica. La confianza sobre la directiva y la gestión de los fichajes no es destacable en los últimos tiempos, por lo que su fichaje no se entendió por un sustituto de Alves, sino por el futuro Douglas con 23 años. 

Su primer partido y una prueba de fuego fue frente al Real Madrid en la Supercopa de España, donde su debut no resultó como se esperaba, pero con el paso del tiempo ha ido mejorando hasta hacerse con la banda derecha y confirmarse el martes en Champions, nada menos que con la Juventus de Turín. 

Los elogios del entrenador, aficionados y compañeros de equipo, lo animaron tanto que ahora su objetivo es parecerse a este jugador que deja huella allá donde va:



“Cada día intento mejorar y hacerlo mejor. Hay mucho que aprender pero, como ya dije en su día, Dani Alves es mi referencia. Intento seguir su línea y poder llegar a su altura". Había declarado el portugués tras el partido del martes. Pero quiso cerrar con esta frase: "De momento, estoy feliz de poder contribuir a que el Barcelona consiga éxitos". 

En los próximos meses se verá si seguirá su camino. 

You May Like