By 90Min
September 14, 2017

El dueño de Chivas, Jorge Vergara, fue citado el pasado martes al mediodía para comparecer ante el Juzgado Vigésimo Cuarto Familiar de la Ciudad de México tras ser acusado por su exesposa, Angélica Fuentes, de llevar a cabo violencia familiar en contra de sus dos hijas.


La acusación de su expareja se debe a la lucha que mantienen ambos en ejercicio de la patria potestad de las dos menores de edad, ahora en custodia de la empresaria.

El citatorio judicial mencionó lo siguiente: “Se admiten en trámite en su totalidad las pruebas ofrecidas por la parte actora. Y en desahogo de las mismas para que tenga verificativo la audiencia incidental respectiva”.



El polémico líder de la compañía Omnilife fue advertido de que debía asistir personalmente al citatorio y no por conducto de apoderado legal alguno, no obstante, el dueño del Guadalajara no acudió a la audiencia aún cuando canceló su participación en la Semana del Emprendedor por ‘motivos personales’.

“En caso de inasistencia, se le tendrá confeso de todas y cada una de las posiciones que previamente hayan sido exhibidas y calificadas de legales”, se advirtió en el referido documento, publicado el pasado 22 de agosto en el boletín judicial 144.


Luego de dicha demanda, unos abogados de Jorge fueron multados por el juzgado de la Ciudad de México, debido a que amenazaron al juez Alejandro Fernández Hernández, quien ordenó la comparecencia personal del dueño del Rebaño.

“Se impone tanto a la licenciada Claudia Ramírez Tavera como al licenciado Ulrich Richeter Morales, a manera de corrección disciplinaria, multa de 20 mil pesos a cada uno”, indicó el documento del juzgado.



Sobre este hecho, el juez señaló: “Los abogados de Vergara comenzaron a amenazarme, diciendo de manera reiterada ‘te vamos a chingar’, que no sabía que ellos conocían a mucha gente y que se iban a encargar de chingarme, que me denunciarían y que se encargarían de acabar con mi carrera”.

Image by Mauricio Gasca Bobadilla


La historia del antiguo matrimonio rojiblanco no es algo nuevo pues desde su ruptura en el 2016 los dos han tenido pleitos legales por la posesión del Grupo Omnilife-Angelíssima-Chivas, actualmente bajo el control de Vergara Madrigal, quien hasta el momento no ha dado ninguna declaración después de no presentarse en la audiencia.


You May Like