By 90Min
October 01, 2017

Todo parecía que el duelo entre Tigres y Chivas terminaría en empate, pero al minuto 93 se marcó una pena máxima, misma que cobró de manera magistral Juninho para darle la victoria a al equipo felino. Así los del Tuca Ferretti se llevaron el triunfo de último minuto.

Azael Rodriguez/GettyImages


El simple hecho de tener un penal a favor causó la euforia del delantero auriazul, Eduardo Vargas, quien tras haber salido de cambio, aventó un bote de agua en la banca para manifestar su felicidad.

Cuando Juninho marcó el penal, Eduardo Vargas festejó efusivamente hacia la banca contraria, específicamente contra Matías Almeyda en una clara burla y provocación hacia el técnico y el club rojiblanco. En esos momentos Matías Almeyda hizo una seña de "ahorita nos vemos" y al finalizar el encuentro.

Al finalizar el partido, Vargas le diría a Almeyda: “Ándate a llorar con tu equipo”, le habría gritado el chileno mientras se retiraba del campo de juego y se reía. Almeyda lo fue a increpar señalándole que “haces mal con tu comentario”, cuando fue ahí que ambos clubes se arrinconaron y hubo un conato de pelea.

Azael Rodriguez/GettyImages

Los jugadores tanto del Guadalajara como de Tigres trataron de poner calma, al igual que el técnico rival, Ricardo Ferretti, quien le pidió a Eduardo Vargas irse rápido al vestidor.

Más tarde Matías Almeyda aclararía en conferencia de prensa que sólo fue a saludarlo y felicitarlo: "sólo fui a saludarlo y a felicitarlo, puesto a que habían ganado el partido", sentenció.

You May Like