By 90Min
October 04, 2017

El conjunto blanco fue uno de los participantes del Torneo de Tres Cantos y durante el partido frente al Sevilla tuvo un bonito gesto que ha dado la vuelta al mundo.


El equipo benjamín del Real Madrid nos mostró el pasado fin de semana la cara más amable y deportiva del fútbol dando una lección de Fair Play. Durante el Torneo de Tres Cantos que en el que participaron equipos benjamines como el FC Barcelona o el Toledo, el Real Madrid se midió al Sevilla en un partido que no pasó desapercibido.


Uno de los jugadores del conjunto madridista marcó el 1-0 cuando el portero sevillista estaba tirado en suelo a causa de una molestia. Mientras el guardameta era atendido y sacado de terreno en brazos, los jugadores del Real Madrid mantuvieron una charla junto al cuerpo técnico y acordaron que cuando el Sevilla sacase de centro no se moverían. Y así fue, los benjamines blancos se quedaron en su sitio y se dejaron marcar el gol que supuso el empate del Sevilla.

Todo un gesto de deportividad por parte de los más pequeños que se ha convertido en viral.


You May Like