By 90Min
October 09, 2017

Cuauhtémoc Blanco fue sinónimo de calidad futbolística pues llegó a ser una gran figura en la liga azteca y en la Selección Mexicana, así que siempre ha sido bien recibido por la afición, recordando sobre todo su paso con las Águilas del América, el equipo de sus amores.



Y aunque el Temoc vistió diferentes camisetas en su camino como Necaxa, Veracruz, Santos, Dorados, Lobos BUAP, Irapuato y Puebla, reveló que sin duda le hubiera gustado militar en dos escuadras ubicadas en el norte del país.

Tras el partido de despedida de Aldo de Nigris, el Cuau, que participó en el encuentro del adiós, confesó que habría aceptado jugar en Monterrey o Tigres debido a la pasión que envuelve a ambos conjuntos, lanzando elogios a la afición norteña.


“Estoy contento de estar aquí, me hubiera gustado jugar en Tigres o Monterrey; la verdad que es una afición muy bonita, muy querida. Cuando jugaba venías al estadio y sabías que tenías todo en contra porque todos son Tigres o Monterrey, la afición es lo más sano, lo más agradable”, mencionó el tres veces mundialista con el Tricolor.

Aunado a ello, el actual alcalde de Cuernavaca se puso el jersey de los Rayados y aseguró que tanto los felinos como La Pandilla son los clubes más fuertes del torneo mexicano y que seguramente alguno de los dos terminará alzando el trofeo de campeón en este Apertura 2017.



“Lo que es Monterrey y Tigres siempre han tenido jugadores de calidad. Monterrey es un trabuco, tiene un buen equipo que en lo personal es el rival a poder ser campeón. Tigres y Monterrey son los equipos más fuertes”, explicó el ex del Chicago Fire.

Por otro lado, PlayMakers se encargó de entrevistar al oriundo de Tepito y una de las preguntas fue si alguna vez se enfundaría en la casaca de Chivas para un partido homenaje y aclaró que sin ningún problema lo haría y que incluso fue invitado al cotejo de despedida de Adolfo “Bofo” Bautista pero que no pudo asistir por un compromiso.



“No pasa nada (con ponerse la playera del Rebaño), son unos compañeros. Con mucho gusto, al final de cuentas son rivales, compañeros que tuvimos, algunos me los encontré en la Selección y no pasa nada”, finalizó el campeón con México en la Copa Confederaciones 1999.



You May Like