By 90Min
October 12, 2017

Anoche vivimos una brillante jornada de fútbol de selecciones americanas. Eran muchas las selecciones que se jugaban todo, tanto por el sur como por el norte, y aunque todos los partidos fueron vibrantes, la polémica ha caído sobre el Panamá – Costa Rica que clasificó a los panameños y dejó a Estados Unidos fuera del Mundial.


Costa Rica se adelantó en el marcador y los canaleros consiguieron el empate con un gol en el minuto 52 que no entró. Hubo mucho barullo en el área, un disparo que dio en el palo y que la defensa costarricense sacó pero que el árbitro, con poca visión para poder ver la jugada dio como válido. El encuentro siguió su curso y, en el minuto 87, Román Torres marcó el gol que dio la victoria a Panamá y consagró su clasificación, por primera vez en su historia, para el Mundial.

El lío está armado. Ese gol lo ha cambiado todo. De no haber dado por válido el tanto, Panamá se habría quedado fuera del Mundial con el empate, Honduras, que ahora está en repesca, se habría clasificado directamente y Estados Unidos tendría una última oportunidad de disputar el máximo campeonato de selecciones contra Australia.

Estados Unidos podría reclamar a la FIFA por ese no gol fantasma y, tal vez, Honduras podría unirse a la protesta para asegurarse así la clasificación directa. En caso de que aceptaran esas reclamaciones, el partido debería volver a jugarse.

Ashley Allen/GettyImages


Panamá también tiene preparado un recurso en caso de que los rivales hagan una reclamación. La Federación canalera asegura que en la jugada del gol fantasma hay un clamoroso penalti a Blas Pérez, viejo conocido de Segunda División por su estancia en el Hércules. El lío está montado, ahora solo debemos estar a la espera de si las respectivas federaciones deciden reclamar y que decisión toma la FIFA.




You May Like