By 90Min
October 13, 2017

Marcar un gol en los últimos minutos que permita a tu equipo seguir avanzado hacia el Mundial debería ser un momento de gloria con una celebración inolvidable tanto para el jugador como para los aficionados pero el dinero lo empañó todo. Tim Cahill, el defensa australiano, marcó el gol que le permite a Australia jugar la repesca contra Honduras y eliminaba a Siria del Mundial, pero su celebración sponzorizada ha hecho que reciba muchas más críticas que halagos.


El dinero ha castigado al fútbol. El negocio, poco a poco, ha ido arrancando las raíces de este deporte y cada vez ha estado más presente. En el fútbol lo más importante ya no son los goles o las hinchadas, los poderosos han conseguido que lo más importante sea enriquecerse y ganar dinero a costa del aficionado de a pie. Poco a poco entró la publicidad en los estadios con las vallas, después en las camisetas pero lo de Tim Cahill puede que exceda la línea roja, su celebración fue publicidad.

Cuando marcó este importantísimo gol para su selección Cahill lo celebró formando una T. Muchos pensaron que era un gesto ególatra y que ponía la T de su nombre, Tim, consagrándose como uno de los héroes del fútbol australiano. Pero no, como más tarde supimos por Instagram, la T era de TripADeal, era una celebración pactada con la empresa para darles publicidad.

Image by Miguel A. Sánchez


Ellos lo hicieron saber a través de sus redes sociales pero la publicación recibió tantísimas críticas que tuvieron que borrarla. Los hinchas de todo el mundo, furiosos, cargaron contra la empresa y el jugador por haber introducido el negocio en uno de los momentos más mágicos de este deporte, un gol que te hace avanzar con miras hacia el Mundial.


Cahill también les dio publicidad desde su Twitter. El futbolista tuiteó que “siempre es un placer jugar para mi país. Orgulloso de mi equipo, del staff y de los fans” pero junto a esto nombró a la empresa.

Muchos hinchas se han revuelto contra esta celebración. ¿Vosotros que opináis?


You May Like