By 90Min
October 14, 2017

A lo largo de la historia hemos visto muchas rutinas para lanzar las faltas. Desde los pasos hacia atrás y las manos en jarra de Cristiano Ronaldo hasta los primeros pasitos cortos de Roberto Carlos. Muchos diferentes tipos de disparos como la bomba inteligente del propio brasileño, el efecto imposible de Beckham o el disparo duro de interior de Drogba. Pero a veces, los equipos practican en equipo tácticas para despistar a los contrarios.


Es el caso de este equipo de una escuela de secundaria japonesa. Ellos sitúan a tres jugadores delante de la barrera y otros tres delante del balón con el objetivo de tapar la visión de su contrincante. Los tres que están delante del balón dan tres pasos hacia atrás, es el momento de agacharse.

Como habéis podido ver en el vídeo, lo tienen tan practicado que hacen unos movimientos completamente sincronizados. En el momento en el que las dos barreras se han agachado, el lanzador ya ha golpeado el balón para que sea imposible para la barrera anticiparse con un salto. Además, debido a su obstáculo visual, cuando el portero puede percibir el balón ya está demasiado cerca y se hace casi imposible poder pararlo.


You May Like