By 90Min
October 14, 2017

El Leipzig afrontará un duro encuentro en su vuelta tras el parón de selecciones. Los alemanes deberán viajar a Dortmund para enfrentarse al líder Borussia y lo harán sin poder contar con su delantero estrella Timo Werner. El ariete no se desplazará por un insólito motivo pese a que ha estado entrenando con el resto de sus compañeros esta semana.

Y es que, según Bild, Werner no estará presente en el Signal Iduna Park para no sobreponerse al fuerte ruido que provoca el espectacular fondo sur del estadio, más conocida como la 'muralla amarilla'. Este campo está considerado como uno de los más ruidosos de Europa gracias, entre otras cosas, a la grada en la que se sitúan 25.000 hinchas de pie cantando y gritando a pleno pulmón durante los 90 minutos.

Hay que recordar que Werner ya tuvo que marcharse a los 30 minutos de entrar al campo durante el encuentro de su equipo ante el Besiktas en Estambul precisamente por el mismo motivo. El futbolista de 21 años arrastra un bloqueo en los músculos propios de la columna cervical y de la articulación temporomandibular y el excesivo ruido hace que la zona afectada sufra de estrés, lo que se traduce en consecuencias como mareos o malestar general que le impiden estar al 100% durante el encuentro.

Tras acabar aquel partido de Champions, el futbolista se mostró contrariado. "Nunca en mi vida he visto un ambiente como este. No podía concentrarme en el partido. Pedí unos tapones para los oídos y tampoco me ayudaron. Aún no me siento bien", declaró. Ahora ya parece estar en perfectas condiciones, pero su entrenador ha decidido no exponerle al ambiente del Signal Iduna Park por precaución.

You May Like