By 90Min
October 16, 2017

El encuentro entre andaluces y valencianos fue una verdadera locura (3-6) a la que resulta complicado encontrarle similitudes con contiendas de años recientes. De hecho, de no ser por la parada de Neto, se habría batido el récord de jugadores distintos anotando en un envite, puesto que se alcanzaría la decena. Sin embargo, tan solo pudo igualarse.


Tanto el Real Betis como el Valencia han empezado sus respectivas andaduras en LaLiga con buen pie. De hecho, tras la cita de ayer, los de Marcelino están segundos a 4 puntos del Barcelona, mientras que los verdiblancos ocupan el noveno lugar empatando con la Real Sociedad y el Villarreal. 


El partido de ayer fue muy alocado. Los visitantes se pusieron 0-3 en el marcador unos minutos después de que Neto parase un penalti para el Betis. Tras el cuarto de los valencianos, el Betis anotó tres goles en cinco minutos, por lo que se llegó al 84 con 3-4. No obstante, el Valencia sentenciaría con dos tantos en los instantes finales.


Un encuentro que finaliza con 3-6 no pasa desapercibido, y es que igualó un récord: la cantidad de jugadores distintos que hacían un gol en un mismo partido (9). Dicho registro cuenta con dos precedentes, ambos con un marcador final de 6-4: el Espanyol-Valencia del curso 1949/50 y el Sevilla-Espanyol del 2015/16. 


Si Sergio León hubiese transformado el penalti que paró Neto en el minuto 55, se habrían alcanzado la decena de goleadores y, por lo tanto, habría récord.



You May Like