By 90Min
October 21, 2017

El FC Barcelona parece haber solventado las dudas que se cernían en este comienzo de temporada sobre el rendimiento deportivo que iba a dar el equipo sin Neymar y con promesas incumplidas como Verratti o Coutinho. Sin embargo, en lo económico hay un dato que preocupa bastante. Se trata, tal y como ha revelado el diario Marca, de la gran masa salarial que tiene que afrontar el club catalán.

Este sábado, Bartomeu y su equipo presentarán en la Asamblea de compromisarios un presupuesto récord de 897 millones de euros gracias a la venta de Neymar al PSG a cambio de los 225 millones de la cláusula de rescisión. Si descontamos el traspaso del brasileño, los ingresos del club habrían sido de 672 'kilos', de los cuales 588 millones son los destinados a los sueldos de los jugadores. Es decir, un 84% del total se van en salarios, cuando lo que recomiendan los expertos en gestión deportiva es que este apartado no supere el 70%.

Una cifra que se ha ido incrementado año a año y de la que ya se venía avisando desde hace tiempo. Y es que Bartomeu no sólo no ha ajustado la masa salarial, sino que la ha ido engordando con generosos pagos o renovaciones como las de Luis Suárez o Leo Messi.


Este año el traspaso de la estrella brasileña al PSG ha maquillado los números, pero lo cierto es que el Barça no puede permitirse continuar con este ritmo de gasto. En el presupuesto del año que viene ya no quedará incluida la venta de Neymar, por lo que la actual directiva deberá hacer algo para incrementar los ingresos y compensar así el gasto en sueldos que paga en la actualidad.

Para ello, Bartomeu pretende aumentar más todavía el dinero que entra en el club por el marketing. Concretamente, entre las ideas del presidente están la de comercializar la camiseta de entrenamiento, llevar a cabo un nuevo acuerdo de patrocinio con una compañía aérea o incrementar los ingresos que recibe de Nike. Además, la salida de jugadores que actualmente no cuentan como Vermaelen, Alcácer o Arda Turan podrían ayudar también a ajustar este desequilibrio, al igual que un mejor reparto de los derechos televisivos.

You May Like