By 90Min
October 21, 2017

Iker Casillas no está pasando por su mejor momento desde que llegó al Oporto. El pasado martes sorprendía mucho su suplencia ante el Leipzig en Champions y todo el mundo se preguntaba el motivo de este repentino cambio en un encuentro tan importante para el conjunto portugués. El actual técnico, Sergio Conçeiçao, salió al paso y respondió que se trataba de cuestiones técnicas. Sin embargo, tal y como ha revelado el diario luso O Jogo, las razones irían más allá de lo deportivo.


Y es que, siempre según el rotativo, Casillas habría agotado la paciencia de su entrenador por dos motivos. Por un lado estaría su bajo rendimiento en los ejercicios del día a día. Al parecer, Iker no se está desempeñando lo suficiente en cada entrenamiento.


El otro motivo sería el constante uso del teléfono móvil. Tal y como indica el reglamento interno del club, está prohibido el uso del dispositivo en las concentraciones a excepción de algunos lugares o momentos en los que si se permite. En este sentido, O Jogo señala que Casillas se habría saltado esa norma, por lo que ha sido castigado por su técnico. Hay que recordar que español es un asiduo a las redes sociales, sobre todo a Twitter, y siempre que tiene un hueco aprovecha para mirar y publicar mensajes en la red social del pajarito.

Estas dos causas son las que habrían hecho tomar la decisión a Sergio Conçeiçao de poner por delante al hasta ahora segundo cancerbero, José Sá, pese a que no alcanza el nivel de Casillas en la actualidad. Ya lo demostró ante el Leipzig con un clamoroso error que les costó la derrota por 3-2. 

Pese a todo, Conçeiçao seguirá apostando por el luso de 24 años para el próximo encuentro de la Liga, que tendrá lugar en O Dragao ante el Paços Ferreira, por lo que volveremos a ver de nuevo a Casillas en el banco.

You May Like