By 90Min
October 23, 2017

La selección peruana jugará sus dos partidos más importantes de su historia reciente ante Nueva Zelanda, en el repechaje donde buscarán la clasificación al Mundial Rusia 2018. El partido estará caracterizado también por varias curiosidades por la logística debido al largo viaje que deben tener los jugadores de ambos países, que incluye un vuelo de 14 horas sin escala.

Es por eso que, para el encuentro de vuelta que se jugará el 15 de noviembre en el estadio Nacional de Lima, las Federaciones de ambos países tienen preparada una planificación especial y coordinada, debido a lo difícil de la logística y al alto costo que tiene el vuelo desde tierras oceánicas.

La idea es que los jugadores de ambos países compartan el mismo vuelo, además de solicitar a la FIFA que pague parte del costo del vuelo.


“El costo de los vuelos es de un millón de dólares. Eso es bastante oneroso para ambos países, pero estamos buscando todas las opciones. FIFA podría subvencionar el vuelo y ambos equipos contribuiríamos lo que normalmente se pagaría en un vuelo comercial y entonces, si queda capacidad, podríamos poner algunos paquetes juntos y ofrecerlos a los hinchas”, explicó Andy Martin, director ejecutivo de la Asociación de Fútbol de Nueva Zelanda.

El primer partido se jugará el 11 de noviembre en Nueva Zelanda, mientras que la vuelta será el 15 del mismo mes determinando uno de los últimos cupos para el Mundial Rusia 2018.

You May Like