By 90Min
October 23, 2017

En un partido de fútbol suelen pasar cosas insólitas, situaciones que uno necesita verlas para poder creer que lo que le están contando es real. Las curiosidades pueden ir desde intimidades del vestuario hasta locuras de los simpatizantes, o de momentos inexplicables dentro de la cancha por parte de los propios protagonistas, los jugadores y los árbitros, como ocurrió en éste caso.


Para ponernos en contexto, viajemos mágicamente a Arabia Saudita y prestémosle atención al equipo de Ramón Díaz, Al Hilal, que está imparable tanto en el torneo local como en la Champions de Asia. Le tocó visitar a Al Baten, donde terminó siendo victoria 2 a 1 para los dirigidos por el Riojano y le permitió sumar otros tres puntos importantes, pero lo más destacado del partido pasó por otro lado.

Y es que cuando el encuentro llegaba a su epílogo, un jugador del conjunto local le metió la pata al árbitro, que inmediatamente cayó al piso. Cuando se levantó, la decisión ya estaba más que tomada: tarjeta amarilla. Parece insólito aceptar que el juez haya actuado con esa determinación, pero viendo las imágenes es muy claro que la falta es adrede y, por más que la pelota se estaba disputando a un par de metros de ellos, la tarjeta es totalmente válida.


You May Like