By 90Min
October 25, 2017

La alerta racista saltó el pasado fin de semana en Italia. Durante el encuentro disputado entre la SS Lazio y el Cagliari, los tifosi laziale ocuparon la curva sud romanista del Olímpico de Roma, debido a que la suya, la norte, estaba clausurada por insultos racistas. Los Irriducibili, aprovecharon su estancia en la grada del eterno rival para llenarla de pegatinas contra la Roma y entre todas ellas, una destacó por su contenido neonazi. Los laziales idearon un adhesivo con la imagen de Anna Frank con la camiseta de la AS Roma.

Esta acción ha generado mucha polémica en el mundo del fútbol, la foto con las pegatinas se hizo viral y son muchos los aficionados y periodistas deportivos que han recriminado esta acción. Desde el club, se han apresurado a pedir perdón por la acción antisemita de su hinchada. El presidente del club, Claudio Lotito, ha acudido a una sinagoga a llevar flores como muestra de perdón.

ITALY-FBL-SERIEA-LAZIO-JUDAISM-FRANK-RACISM


Además, el presidente también ha anunciado que organizará visitas guiadas a Auschwitz, uno de los campos de concentración y exterminio más grandes y famosos de Hitler. Este viaje será para jóvenes aficionados con el objetivo de educarlos y concienciarles del sufrimiento que pasaron las familias en esta época y así intentar acabar con el racismo que invade la curva nord laziale.


Varias personalidades importantes se han pronunciado contra lo ocurrido el pasado fin de semana en el Estadio Olímpico de Roma. Desde el presidente de la comunidad judía de Roma hasta Sergio Mattarella, el Presidente de Italia, pasando por el presidente de la federación y el del parlamento europeo. Todos ellos han coincidido en la gravedad del asunto y en la necesidad de acabar con la lacra racista tanto en los campos de fútbol como fuera de ellos. 



You May Like