By 90Min
November 03, 2017

Marcelino es el creador de la revolución en el Valencia. El técnico ha sentado las bases para que el Valencia vuelva a pelear por los puestos europeos y están cumpliendo un inicio de liga que en Mestalla no podían ni soñar. El valencianismo ama a su técnico, incluso hablan de Marcelinismo, al más puro estilo Loco Bielsa. Pero esto podría no haber pasado nunca si no se hubieran roto las negociaciones entre Marcelino y el Inter la temporada pasada.

CURTO DE LA TORRE/GettyImages


Todo empezó con el momento más oscuro de la carrera del asturiano como entrenador. Fernando Roig le destituyó del Villarreal por, presuntamente, dejarse perder contra el Sporting de Gijón y evitar que el equipo de su tierra descendiera. El Valencia intentó ficharle pero la normativa de la RFEF no lo permitía ya que, pese a que Marcelino no llegó al inicio de Liga, había estado esa temporada en el Villarreal.

Marcelino estaba en paro y sin poder entrenar a ningún equipo de España por lo que su agente le empezó a mover por las grandes ligas europeas. El Inter, que no conseguía volver a ser el grande que siempre fue, acababa de destituir a Frank De Boer y pensaron en Marcelino para devolverles al lugar que merecen. A principios de noviembre su fichaje se daba por hecho en Italia. Todavía se desconoce el motivo pero no llegó a buen puerto.

LLUIS GENE/GettyImages


Marcelino, en una entrevista para la Gazzetta dello Sport intentó dar su versión. “Mi personal y yo fuimos contactados por la directiva del Inter. Llegamos a Milán y tuvimos dos reuniones con ellos. Después de la segunda todo estaba prácticamente cerrado y creíamos seguro que íbamos a entrenar al Inter. Sin embargo, de un día para otro todo cambió. Entre las 12 de la noche del sábado y el mediodía del domingo nuestra candidatura perdió fuelle. En el Inter había quienes confiaban en nosotros y quienes querían dárselo a otra persona”, explicó.




You May Like