By 90Min
November 06, 2017

El mediocampista argentino del Sevilla, Guido Pizarro vivió una noche inolvidable en el Camp Nou tras frenar durante todo el encuentro a su compatriota, Lionel Messi que celebró 600 partidos con la camiseta blaugrana, realizar un caño al mediocampista español, Sergio Busquets y para cerrar con broche de oro marcar el gol de su equipo que significaba el empate momentáneo.

Gonzalo Arroyo Moreno/GettyImages


"El Conde" se fue de los Tigres de la Universidad como un ídolo y uno de los mejores centrocampistas que ha tenido el club para emprender su sueño de jugar en el fútbol europeo y el conjunto de Nervión lo cumplió.

Tras anotar su primer tanto con el club sevillano, Pizarro celebró con un aficionado felino que se encontraba en el estadio del club catalán y mostró su tatuaje del quinto campeonato que conquistó con los felinos.


El verdadero amor nunca se olvida y así lo demostró El Conde 

You May Like