By 90Min
November 06, 2017

Los malos arbitrajes hacen saltar a cualquier hincha, jugador o entrenador. Si el técnico es una persona nerviosa, como Onésimo Sánchez, se las tiene que ver contra ellos en más de una ocasión. Además, al estar entrenando al Toledo, en Segunda B, muchas veces tiene delante a árbitros jóvenes que no tienen la experiencia suficiente para saber gestionar ciertas situaciones. Esto ha llevado a que el técnico no pueda más y, tras ser expulsado en el partido frente a San Sebastián de los Reyes, haya rajado contra el colectivo arbitral.


El técnico, en la rueda de prensa posterior al partido, no pudo contenerse y cargó duramente contra los árbitros. Acusó directamente al árbitro de haberse inventado las dos amonestaciones y pidió cámaras dentro del terreno de juego para que no vuelvan a pasar cosas de este calibre.

“El arbitraje fue calamitoso. La expulsión mía es para morirse, solo puedo pedir que hayan cámaras. No se puede vivir así. Es increíble. Yo no he dicho nada, amonesta al otro entrenador y viene y me amonesta a mí también, yo no sé por qué, será por tener el mismo título. Ya está bien de que se queden con nosotros y de que mientan. Que pongan una puta cámara y se vea lo que pasa. Estoy hasta los cojones de quedar como el malo. Me he cansado. Los defiendo siempre y los defenderé porque es fútbol. Ahora va a poner por protestar, se lo va a inventar otra vez, estoy harto. Que pongan cámaras y el que mienta que lo pague. Tengo testigos del otro equipo. Me ha expulsado porque le ha salido de ahí y punto. ¿No quieren VAR? Pues que pongan el VAR y Gol TV, las dos cosas”, declaró.

You May Like