By 90Min
November 08, 2017

El conjunto de la capital francesa tiene la obligación de generar 80 millones en ingresos si no quiere recibir una sanción por parte de la UEFA por incumplir el Fair Play Financiero. Dicha tarea pasa por renegociar contratos con patrocinadores, aumentar el precio de las entradas o vender jugadores. 


En el pasado verano, el Paris Saint Germain realizó cuatro fichajes: Neymar (222M), Yuri Berchiche (16M), Dani Alves (libre) y Kylian Mbappé (cedido con opción de compra). La lista de ventas la configuran: Serge Aurier (25M), Blaise Matuidi (20M), Jean-Kévin Augustin (16M), Youssouf Sabaly (4M) y Salvatore Sirigu (libre). Por lo tanto, los gastos ascienden a 238 millones, por los 65 en ingresos. Esto deja un balance negativo de 173 millones de euros.



 Es por ello que la entidad parisina está obligada a obtener 80 millones más de los previstos en beneficios. Según RMC Sport, el club tiene diversas formas de generarlos, entre las cuales pasan la venta de jugadores, el aumento del precio de las entradas, la renegociación de los contratos con los patrocinadores e incluso sumar más ingresos en caso de que el Mónaco quedase eliminado de la Champions, ya que se llevaría ocho millones más en el reparto televisivo. 


JEAN-SEBASTIEN EVRARD/GettyImages


En el apartado de la venta de jugadores, Ángel Di María y Lucas Moura son los favoritos a abandonar la disciplina. Ambos finalizan sus respectivos contratos en 2019 y podría ser el momento perfecto para negociar su salida, ya que el club comprador no reduciría el precio por la posibilidad de esperar a llevarse a alguno de los dos futbolistas de forma gratuita. También podría venderse a Gonçalo Guedes, quien está cuajando un gran inicio de curso en su cesión al Valencia y podría despertar el interés de grandes clubes. Por último y menos probable, Julian Draxler sería el gran generador de ingresos en caso de marcharse gracias al gran cartel que tiene a nivel mundial. 

You May Like