By 90Min
November 09, 2017

Ser entrenador de fútbol no es sencillo, la mayoría de veces parece que el rendimiento del equipo recae en su totalidad sobre las espaldas del técnico, sobretodo cuando las cosas no van bien. Los clubes, y la afición, impacientes por cambiar rápidamente las dinámicas o malas rachas cesan al entrenador muchas veces sin darle la oportunidad de rehacerse. En Europa, ya tenemos una liga en la que la mitad de los entrenadores que empezaron el año han salido de su club.

La liga en cuestión es la de Bélgica, ocho de los 16 clubes que componen la Jupiler Pro League han cambiado de técnico antes de llegar a mitad de temporada. El último en salir ha sido el entrenador griego Yannis Anastasiou, que entrenaba al Kortrijk. También recientemente se hizo un movimiento en el Eupen, donde el club cesó al español Jordi Cormdom y fichó a Claude Makélélé como sustituto.

Todo comenzó al principio de la temporada con la destitución de Tintín Márquez como técnico del Sint-Truiden, al que le sustituyó Jonas De Roeck. Después el Lokeren cesó a Rünar Kreistinsson y el Anderlecht, vigente campeón, al suizo René Weiler, al que sustituyó el técnico del GentHein Vanhaezebrouck. El Gent tuvo que cubrir la baja de su entrenador con un técnico que ya había sido cesado en la Liga esta temporada, Yves Vanderhaeghe, ex del Oostende.

GUENTER SCHIFFMANN/GettyImages

Por último el Melchelen despidió a Yannick Ferrera y le sustituyó Aleksandar Jankovic, movimiento que completan los dos mencionados anteriormente en Eupen y Kortrijk. Como se puede ver, el movimiento de banquillos en la Liga belga esta temporada está siendo de infarto, ¿acabará algún técnico de los que comenzó la campaña en verano?

You May Like