By 90Min
November 14, 2017

El fútbol no siempre es competitividad y pasar por encima del rival. En algunos partidos podemos ver como para los profesionales vale absolutamente todo para ganar un partido. Al contrario de lo que muchos podrían pensar, si queremos ver grandes gestos de deportividad tenemos que mirar más abajo, a los niños y a los que empiezan en el fútbol.


El pasado fin de semana, el filial del Rayo Vallecano jugaba un partido contra Los Yébenes. Durante el encuentro, los rayistas anotaron un gol con un rival en el suelo. Su entrenador, Luis Cembranos, en un claro gesto de deportividad, pidió a los suyos que se dejaran empatar, pues el gol lo habían conseguido en superioridad numérica.

Por suerte para los rayistas, el gol no fue trascendente y el karma les devolvió su jugada con la victoria del partido. El encuentro terminó 4-1 en un partido que lo más importante no fue el resultado. Los de Vallecas dieron una lección de fair play a todo el mundo del fútbol. El rival, pese a la derrota, se mostró muy agradecido al Rayo y así se lo hicieron saber a través de Twitter.


Luis Cembranos es el que más orgulloso de su equipo. Ante la trascendencia que ha tenido este hecho, el propio técnico ha dado explicaciones. Explicó que tuvo la sensación de “que nos aprovechamos de la caída de un rival, que no es ética” y por eso le pidió a su capitán que se dejaran marcar. El equipo accedió y dio una lección de valores futbolísticos.

You May Like