By 90Min
November 15, 2017

El 30 de septiembre fue una fecha que Dani Carvajal no olvidará. Desde los servicios médicos del Real Madrid, se informaba que el lateral sufría una pericarditis, que le iba a tener de baja indefinida. “Tuve miedo y pensé que si era grave tendría que retirarme.” Esas fueron las primeras ideas que tuvo en mente al conocer su lesión, cuando desconocía la gravedad de su afección en el pericardio. Según cuenta en una entrevista a Diario Madridista, fue tranquilizado por los doctores y le recomendaron tomarse una medicación y reposo.

"Me asustó un poco. Te planteas que puede llegar a ser algo crónico y tengas que dejar de jugar, como ha pasado en otros casos anteriores. Pero los doctores me dicen que no me preocupe, que es algo frecuente y que esté tranquilo, que me tome la medicación y guarde reposo. Las primeras tres o cuatro semanas son las peores, porque no podía hacer nada, no podía subir pulsaciones y se me hacía muy lento”. Tras esas semanas, comenzó los entrenamientos para volver cuanto antes a disputar partidos.


Tras llegar un acuerdo con el club, todo indica que empezará a tener minutos este mes, tras el parón por las selecciones, y con el alta médica para competir. Para volver con el equipo, ha tenido que hacer una minipretemporada, entrenando en solitario, según cuenta. 

Por suerte para el deportista español, solo ha tenido que estar unos meses apartado del césped. Como los médicos afirman, solo tiene que ir poco a poco, y sin tener que perderse la temporada como le sucedió a Aitor Karanka cuando militaba en la temporada 97-98 en el mismo club, o al lateral del Xerez, Manuel Ruz, que tuvo que retirarse por el mismo problema en la temporada 2012-2013.

You May Like