By 90Min
November 23, 2017

Si hay algo que no le faltó al epílogo del partido de ida por la final de la Copa Libertadores, entre Gremio y Lanús, fue acción. El conjunto de Porto Alegre convirtió el gol de la victoria a falta de ocho minutos para el cierre y en esos minutos pasó de todo: un penal no cobrado al local y una acción desafortunada fuera del campo de juego, que se terminó viralizando luego del pitazo final del árbitro.

La situación se dio instantes luego de la falta dentro del área no sancionada por el árbitro chileno Bascunian, cuando la pelota se fue afuera y el arquero Granate Esteban Andrada salió rápido a buscarla. Hasta ahí todo tranquilo, pero luego ocurrió el hecho lamentable.

Un alcanzapelotas brasilero le quiso tirar una patada al guardameta cuando saltó los carteles de publicidad con la pelota en mano, todo para demorar la salida del arco de Lanús. Por suerte para él, llegó a saltar rápido, pero igualmente no tapa la lamentable actitud del colaborador que, sorprendentemente, estaba muy elevado en edad respecto de los adolescentes que suelen ser designados para ese tipo de tareas.

Ahora habrá que ver si, con las imágenes más que claras, se toma alguna medida con el club o con la persona que cometió el acto de indisciplina...

You May Like