By 90Min
November 24, 2017

La Selección de Perú logró volver a un Mundial después de 36 años y aunque se especuló con dejarlos fuera porque Paolo Guerrero dio positivo en el control antidoping previo al duelo de repechaje, los hincas ganaron a Nueva Zelanda sin su capitán para asegurar su boleto.



No obstante, una vez más el equipo de Ricardo Gareca podría quedarse sin disputar la Copa del Mundo de Rusia ya que el diario peruano Líbero, mencionó que un asunto político sería el causante de su ausencia.

Esto porque uno de los proyectos de ley impulsados por la congresista fujimorista, Paloma Noceda, pasa por hacerse con el control de la Federación de Fútbol, impidiendo entre otras cosas las reelecciones en las federaciones deportivas.



Por tal motivo, la FIFA no contempla que una Federación no se rija por sí misma y en caso de que un gobierno intervenga, decidiría si excluirla de todas las competiciones de la organización, incluyendo el Mundial 2018.

Sobre esto, Noceda argumentó: “Puede existir preocupación de la FIFA, pero necesitamos hacer las cosas en función del bien del deporte peruano. Ningún proyecto de ley impedirá que Perú vaya al Mundial. Si esto pudiera afectar a Perú, se debate y se retira. Un proyecto es simplemente un borrador”.



“En ningún momento en el proyecto de ley se propone que la Federación Peruana de Fútbol pase a ser parte del IPD. Yo no sé en que momento pueden haber interpretado esto en alguna parte del proyecto”, añadió la presidenta de la Comisión de Educación, Juventud y Deporte del Departamento de Lima.

Ante esta conmoción para toda la afición hinca sería lógico que la congresista no lleve a cabo esto pues tendría una presión popular encima y la llevaría a perder muchos votantes.



Esta no es una situación nueva para el máximo régimen del fútbol mundial ya que en 2006 Kenia tuvo que disolver su federación por no cumplir la norma de no someterse a una organización gubernamental.

En caso de que los peruanos fueran echados de la justa internacional, la FIFA sería quien decida que nación tomaría su lugar pues se basarían en el artículo siete del Reglamento.


“Si una federación participante se retirara o fuera expulsada de la competición, la Comisión Organizadora de la FIFA decidirá de manera discrecional y sin consultar con ningún otro órgano las medidas que se deban adoptar. Una de estas medidas podrá ser el reemplazo de dicha federación por otra”, es lo que dice el escrito.

Ante la difícil situación de la escuadra sudamericana, ya aparecieron algunos candidatos que quieren apoderarse de su sitio, como Italia, Holanda o Chile, quienes no pudieron clasificarse en su respectiva confederación.



Los diarios Tuttosport y Corriere dello Sport se mostraron emocionados por la posibilidad de ver a la Azzurra en la competición gracias a su rica historia futbolística pues no habían faltado al compromiso en 60 años; del mismo modo, La Roja es de las favoritas por estar en el Top 10 de la FIFA y ser el vigente campeón de la Copa América.

You May Like