By 90Min
November 30, 2017

Todo se desarrollaba en paz en Pergamino, en el partido entre Juventud de esa ciudad e Independiente de Chivilcoy por los cuartos de final del Federal B, hasta que instantes antes del final del partido se desató la locura.


El conjunto de visitante se imponía 1 a 0 cuando energúmenos del local invadieron el campo de juego y agredieron brutalmente a los tres integrantes de la terna arbitral.'


Tanto el árbitro Bruno Amiconi como sus dos jueces de línea, Marcelo Acosta y Mauricio Luna, sufrieron la paliza de los hinchas caracterizados, ante la llamativa pasividad de los policías presentes.

Lógicamente, los tres debieron ser trasladados a un hospital de la zona para curar las heridas, y a uno de ellos le dieron diez puntos de sutura en la cabeza.


El titular del SADRA, Guillermo Marconi, confirmó que, por pedido del Sindicato de Arbitros, se solicitará la desafiliación del club de Pergamino. Ahora habrá que ver si efectivamente se cumple dicha petición o si se deja pasar de largo, como muchos otros casos en nuestro fútbol de cada día.


Las imágenes son elocuentes y no dejan mentir: el campo de juego fue zona liberada para que los violentos ganen una vez más y provoquen que todo el país hable de ellos.

You May Like