By 90Min
December 12, 2017

En el vestidor de Tigres todo es alegría y sonrisas tras la final que le han ganado a Monterrey, excepto para un elemento de jerarquía que, en la mera algarabía de la celebración, mostró su inconformidad por la poca actividad tenida en el semestre. 

Ese es, nada más y nada menos, que Ismael Sosa, quien arribó a San Nicolás como refuerzo estelar hace un año y en el presente torneo no jugó más que 349 minutos de Liga. Al final de la Final Regia, el argentino manifestó su disgusto por tener más actividad incluso en la misma Liguilla que en la Liga: 

"Terminé jugando más la liguilla que en el torneo. Uno está tranquilo y tratando de aportar donde le toca. Ahora quiero disfrutar, pero a uno le gusta jugar”, declaró.

Al tiempo, afirmó sentirse feliz en Tigres pero, sin tapujos, dejó claro que antes que nada desea tener más actividad:

"Yo soy feliz jugando al futbol y nunca tuve un semestre como este sin tanta actividad, soy feliz en Tigres pero soy más feliz jugando", lanzó. 

Hector Vivas/GettyImages

Ismael Sosa llegó a Tigres en julio de 2016 durante el Draft de verano. La directiva felina pagó por su carta unos 7 millones de euros a Pumas, según Transfermarkt

En los últimos meses, se habló mucho del interés de Cruz Azul en el jugador pero Tigres lo habría declarado intransferible. 

You May Like