By 90Min
December 13, 2017

El Real Madrid empezaba su andadura en el Mundial de Clubes frente al Al Jazira, el equipo del que es dueño el magnate del Manchester City. El Al Jazira había conseguido la clasificación pasando por encima del Auckland y del Urawa Red Diamonds. Las novedades en el once radicaban en Achraf y Kovacic. 

El Al Jazira salió decidido a perder el tiempo desde el minuto q y aguantar el resultado todo lo posible. Su guardameta, que hasta el momento estaba siendo le mejor del partido pidió la entrada de las asistencias. El nivel de los árabes no estaba siendo demasiado bueno...


Tras muchos intentos madridistas y con mucho suspense, parecía que Casemiro conseguía adelantar al Real Madrid en el marcador, sin embargo, tras ver el VAR, lo anuló. La polémica estaba servida.


Entre polémica y asedio, apareció Romarinho en un contraataque para sorprender a la defensa madridista y batir a Keylor Navas en un tiro cruzado. 


La segunda parte parecía que arrancaba de forma horrible para el Real Madrid. Los blancos subían a todos en un córner y el Al Jazira conseguía anotar al contragolpe... en fuera de juego. El árbitro lo anulaba con el VAR. 


El sol volvía a salir. El gol era anulado por el VAR y Al Khaseif era sustituido. El Real Madrid volvía a confiar en sus opciones. De hecho, solo tardaron un tiro en conseguir empatar el partido.


A falta de 10 minutos salía Bale al partido y, al igual que en el de Copa, cambiaba la cara del Real Madrid. E primer balón que tocó el galés acabó dentro de la portería.


Con el 1-2 el Real Madrid pasó a la final.

You May Like