By 90Min
December 19, 2017

El chileno Humberto Suazo se convirtió en todo un ídolo durante su etapa con Rayados de Monterrey, ya que logró conseguir varios títulos como el Torneo Apertura 2009 y 2010, así como tres Concacaf Liga de Campeones en el 2011, 2012 y 2013, además de convertirse en el máximo goleador de la historia del club.



Y este fin de semana, El Chupete retornó a la Sultana del Norte pero no como elemento de La Pandilla sino como jugador del Flash de la Major Arena Soccer League, donde el duelo acabó en favor de su escuadra por 9-5 sobre los Coyotes de El Paso, Texas.


Desgraciadamente para el ariete, no pudo convertir ninguna diana, sin embargo, se despachó con tres asistencias durante el primer y tercer periodo para sus compañeros Héctor Vallejo, Erick Flores y Armando Terán.



Previo al cotejo, el mundialista en Sudáfrica 2010 tuvo un cariñoso recibimiento en la Arena Monterrey por parte de la afición rayada, poco más de cuatro mil personas.



La gente regia no olvida todas las alegrías que les entregó el ex de Colo Colo, así que en el mediotiempo se le entregó un reconocimiento por parte de la directiva del Flash mientras los presentes coreaban su nombre y mostraban una manta que decía ‘tantos goles, tanta gloria, no te vamos a olvidar’.



El Flash de Monterrey es líder de la competencia en la MASL, además se mantiene invicto en la temporada 2017-2018, sumando su octava victoria al hilo, y aunque Suazo disfrutó debutar en el choque mencionó que es poco factible volverlo a ver jugar ya que lo consideró más difícil de lo pensado.


“Es complicado porque yo nunca fui bueno para correr, pero hay un equipo bueno técnicamente, conocen muy bien este deporte. Me voy satisfecho, contento porque disfruté un lindo momento y esta nueva experiencia”, indicó el exseleccionado de La Roja.


Asimismo el ex de Real Zaragoza agradeció el apoyo de la gente: “Cada vez que piso la ciudad es un cariño enorme (el que me muestra la gente), ahora es el momento de disfrutar; que bueno que mi familia me vino a apoyar, mis amigos, conocidos, la gente que le gusta el fútbol”.



Finalmente, una vez concluido el duelo, Chupete se encargó de tener una pequeña convivencia con los presentes, para firmar autógrafos y tomarse fotografías.

You May Like