By 90Min
January 06, 2018

El Atlético de Madrid consiguió una victoria trabajada y con mucha dureza por 2-0 en el regreso de Costa. Y es que hasta 12 amarillas se vieron en un choque en el que el protagonista absoluto fue Diego Costa. El recién llegado marcó y acabó expulsado por celebrar con la grada.

La noticia saltaba cuando se conocieron las alineaciones. Y es que el delantero Diego Costa volvía a la titularidad tras jugar 40 minutos en el duelo de Copa. El hispano-brasileño formó pareja en la delantera con Griezmann en un once en el que Lucas volvió a cubrir la baja por lesión de Filipe Luis. Oblak volvió a la portería tras superar sus molestias mientras que la posición del sancionado Saúl la ocupó Carrasco.


Comenzó el partido muy animado con alternativas para ambos equipos y con la 'pantera' Costa con muchas ganas de devolver el cariño al Wanda Metropolitano. Y es que en los primeros diez minutos fue el hispano-brasileño el gran protagonista.

Sin embargo, el que abrió el marcador fue Correa con un gran golpeo colocado que superó a Emi tras un buen pase de Griezmann. Comenzó a las mil maravillas el conjunto rojiblanco, aprovechando los espacios del rival y con un Wanda que pese a que estaba medio vacío animó como siempre.


Poco a poco se fue calentando el partido pese al frío y lluvioso día. Pero dentro del terreno de juego se puso duro el encuentro y en pocos minutos el colegiado Munuera Montero enseñó hasta 4 tarjetas amarillas, tres de ellas a los locales. En total al descanso 7 futbolistas se fueron al vestuario con tarjeta. Especialmente tenso fue el duelo entre Cala y Diego Costa.


Pareció algo más calmado el segundo tiempo del Atlético, con un Getafe bien plantado y que en ningún momento se echó para atrás. Muy valiente los madrileños en este derbi en un campo muy complicado.

No lo veía nada claro Simeone, que pronto sacó a Thomas para dar más consistencia en el centro del campo. Aunque la gran ilusión aparte de Diego Costa estaba en la banda. Vitolo estuvo calentando y había muchas ganas de verlo. La polémica llegó por un codazo de Diego Costa. El delantero siempre va al límite y vio una tarjeta amarilla por un codazo que para algunos fue un castigo insuficiente.


Diego Costa estaba en su salsa y puso patas arriba la defensa entera del Getafe. Las tuvo con Cala y en una de esas el defensor no llegó al desmarque del delantero, que aprovechó un buen pase por banda derecha para marcar el segundo gol. La lió por partida doble el ariete, que acabó expulsado por doble amarilla tras celebrar el tanto con la grada.


Tras la expulsión de Costa, Simeone decidió no dar entrada finalmente a Vitolo y conservar el resultado. Los colchoneros aguantaron bien atrás las acometidas del Getafe y se llevaron un encuentro en el que el protagonista absoluto fue sin duda Diego Costa. El delantero volvió a jugar en Liga, marcó, vio la roja y se marchó al vestuario como vino. Genio y figura.

You May Like