By 90Min
February 13, 2018

Carlos Tevez es el máximo referente que tiene Boca Juniors tanto adentro como afuera de la cancha. Dueño de una carrera envidiable donde cumplió todos sus sueños y consiguió objetivos casi inalcanzables, hoy a sus 34 años quiere ponerle el broche de oro jugando en el club de sus amores nuevamente.

Gracias al cariño que le tiene al Xeneize, el Apache se sigue exigiendo al 100% en todos los entrenamientos para llegar de la mejor forma a las competencias, aunque en el partido de ayer ante Temperley en el que Boca ganó 1 a 0 no tuvo un buen rendimiento.


El "32" no participó activamente en la creación de juego como sí lo había hecho ante Colón y San Lorenzo, y además malogró un penal sobre el final, pero dejó su sello con la arenga que les dio a sus compañeros antes de salir a la cancha.

"Vamos a empezar a leer los partidos, a saber cómo los ganamos. Entonces no hagamos cagadas. Juguemos y empecemos a provechar los tiempos que es lo que necesitamos", comenzó Carlitos.

"No pasa nada que sea Temperley, nosotros vamos a más allá: la Libertadores, River… Vamos a romperle el culo desde el primer momento a estos", culminó el delantero para terminar de motivar a los suyos.

You May Like