By 90Min
February 19, 2018

La violencia racista ha vuelto a manchar nuestro deporte. Durante un partido de la Liga Nacional de Juveniles entre el Don Bosco de Córdoba y el Sporting de Ceuta el árbitro tuvo que suspender el partido por una pelea entre los jugadores de ambos equipos y la presencia de la afición local en la trifulca. El detonante fue la agresión de los aficionados a un jugador ceutí.


Corría el minuto 89 de partido, el encuentro estaba llegando a su fin. Un jugador del Sporting iba a sacar de banda junto al banderín de córner le dedicó un insulto racista por su etnia norteafricana. Ilias, el futbolista, no pudo ni quiso quedarse callado y respondió al aficionado. Este, demostrándose cobarde, le lanzó una patada por la espalda.

Tras este primer enfrentamiento, los jugadores ceutís fueron a defender a sus compañeros y terminaron enfrentándose en una pelea a sus contrincantes locales y a su afición, que invadió el terreno de juego y agredió hasta a 4 futbolistas del equipo caballa. Los entrenadores actuaron rápidamente separando a tus futbolistas pero el árbitro entendió que esto era suficiente para que no se disputara un solo segundo más de partido y pitó el final del encuentro.

Image by Miguel A. Sánchez


Tras el pitido final, el equipo ceutí solicitó la presencia policial para hacer saber a los agentes de lo sucedido. No presentó denuncia en el momento pero sí lo hizo una vez llegados a su ciudad. Antes de ello, Harrús, el presidente, acompañó a sus futbolistas al hospital para que fueran atendidos por magulladuras y contusiones.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)