Zinedine Zidane es totalmente consciente de la importancia de Cristiano Ronaldo en el equipo. Quizás, su gran logro en el equipo como entrenado ha sido conseguir la transformación total de Ronaldo a delantero centro, las cifras lo demuestran. Ronaldo cumple una función capital en los éxitos del equipo, de ahí de que Zidane le haya marcado un plan para que rinda en plenitud en este tramo final de temporada según El Confidencial.


5ae07ffc63c94102ba000004.jpg

Menos cabalgadas y más carreras cortas, así se podría definir el plan, o, lo que es lo mismo, repetir con mejor frecuencia los esfuerzos, recuperarse antes y estar más fresco. Zidane no quiere volver a ver las cabalgadas de 30 o 40 metros a las que nos tenía acostumbrado el portugués. El programa. además, se tiene que combinar con el necesario descanso, de ahí que Ronaldo entre bastante en las rotaciones.


Para conseguir todo esto, Zidane ha tenido que prohibir tajantemente a Ronaldo de que abandone el área rival. No quiere que malgaste su energía corriendo, para eso ya está Asensio, Lucas Vázquez o Isco. Se acabó ver a Cristiano Ronaldo corriendo 30 o 40 metros, con jugadas así lo único que consigue es cansarse más y recuperar peor.

5ae0801ac4612201b5000001.jpg

La empresa no es fácil, el Madrid acostumbra a jugar al contragolpe y ello conlleva transacciones del balón rápidas y que abarcan gran espacio del terreno de juego, pero precisamente por ello Zidane quiere que corra menos en cantidad, para poder aumentar la calidad. La idea de Zidane es que la punta de velocidad de Ronaldo no se vea mermada por el despliegue físico, es decir, Ronaldo solo tendrá que correr en el momento adecuado.

Precisamente