By 90Min
May 04, 2018

Es evidente que la temporada del Borussia Dortmund ha sido muy decepcionante. Es un hecho irrefutable. A falta de dos partidos para acabarla y con el objetivo de clasificarse para la Champions League prácticamente conseguido, la directiva ya está pensando en que rumbo debe tomar la nave de la abejas.

Lo primero es marcar el estilo de juego de un equipo que transitó por un inicio esperanzador con Peter Bosz y que se convirtió en una pesadilla desde 2018. Fichajes que no respondieron a las expectativas, fugas como las de Dembélé y Aubameyang y el eco del atentado sufrido la temporada pasada todavía retumbando en la cabeza de los jugadores han sido obstáculos imposibles de sortear. El principal candidato parece el suizo Lucien Favre, actual entrenador del Niza. Su experiencia en el Borussia Mönchengladbach, en el que destacaba un joven llamado Marco Reus, le avala aunque debo reconocer que mi favorito sería Julian Nagelsmann. La llegada del joven técnico alemán parece imposible tras decir el mismo que se quedaba en el Hoffenheim. Otros nombres que suenan son los de Marco Rose, que está sorprendiendo con su Red Bull Salzburg, Manuel Baum (Augsburg), Ralph Hasenhüttl (Red Bull Leipzig) y hasta Maurizio Sarri (Nápoles) en las última horas.


Lars Baron/GettyImages

A partir de saber quién lleva las riendas del equipo se puede pensar en el apartado de altas y bajas. Aunque venga quién venga creo que hay jugadores que ya no tienen sitio en la plantilla del Borussia Dortmund. El gran portero Roman Weidenfeller se retira a final de temporada después de llevar en el club desde 2002. Su sustituto parece ser que será, según las últimas informaciones, el portero del Augsburg Marwin Hitz


La defensa es un auténtico drama: los únicos defensas seguros para la próxima temporada son Manuel Akanji y Lukasz Piszczek. El resto una incógnita. Sokratis tiene muchas novias, como el Arsenal, y seguramente marchará. Toprak ha dado más de arena que de cal, y aunque no se le puede achacar que le ponga ganas, su calidad ha brillado por su ausencia desde que fichó por el BVB. Zagadou empezó bien la temporada con Bosz, pero con la marcha del holandés, el francés ha caído en el ostracismo. Guerreiro se ha pasado la mayor parte de la temporada lesionado además de las noticias que han aparecido sobre su poco implicación entrenando y su vida “desordenada”. Toljan ha sido un flan desde que debutó, muy nervioso e inseguro, incapaz de sustituir a Piszczek con garantías. Y sintiéndolo mucho, el capitán Marcel Schmelzer, al que siempre le voy a agradecer que hablara claro cuando el equipo daba bastante vergüenza y nadie era capaz de reconocerlo y hacer autocrítica, no tiene la calidad para ser el lateral izquierdo titular del BVB. Su pundonor no compensa sus errores de bulto en muchos partidos y su fragilidad táctica. 


Pasamos al centro del campo. Weigl tiene que ser el eje sobre el que se apoye el nuevo BVB. No se puede repetir el semi ostracismo que le ha dedicado Stöger esta temporada. Dahoud ha de dar no uno, sino dos pasos adelante para demostrar de lo que es capaz y ganarse un puesto. Castro, Rode y Sahin deben de salir del equipo con total seguridad y Mario Götze es una lástima porque mira que tiene calidad pero no creo que nunca vaya a recuperar el nivel que consiguió en Dortmund antes de fichar por el Bayern. Me parece muy interesante Diadie Samassékou, el centrocampista maliense que está cuajando una gran temporada con el Red Bull Salzburg. La dupla del Lyon Lucas Tousart y Houssem Aouar sería una buena opción pero el club francés es un duro negociador y pondrá unos precios a los que no creo que acceda el Dortmund. Otra opción sería Nadiem Amiri del Hoffenheim, jugador que si llegara Nagelsmann seguro que lo traería bajo el brazo.


PATRIK STOLLARZ/GettyImages

Y llegamos a la delantera. Marco Reus es incuestionable y más si por fin le respetan las lesiones. Lo principal es fichar a un delantero centro en condiciones. Michy Batshuayi ha tenido un impacto súbito en la plantilla y sus números han sido muy buenos hasta su aciaga lesión. Está claro que el Chelsea va a pedir una millonada por el belga y más teniendo en cuenta el mercado tan inflacionado como está en la actualidad. En las últimas horas se habla de la marcha de Pulisic al Liverpool, lo que sería una gran baja para el Dortmund. Una cosa está clara, el fichaje más caro de la historia del Dortmund debe marcharse: André Schürrle. Su rendimiento ha sido paupérrimo y no hay visos de que vaya a mejora la cosa. 


Y así se plantea un verano con muchas decisiones que tomar, mucha paciencia y una hoja de ruta clara, concisa y con la que ir todos a una.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)