By 90Min
June 15, 2018

El New Zenit Stadium de San Petesburgo estaba abarrotado para disfrutar del encuentro entre Marruecos e Irán que inauguraba el grupo B. Ambas selecciones, emparejadas con España y Portugal, eran conscientes de que esta era su gran oportunidad de puntuar y disputaron un partido marcado por la intensidad y la dureza en los minutos finales. Marruecos partió con un 4-2-3-1 con Benatia, Achraf y Amrabat como sus futbolistas destacados. Irán, con Masoud como hombre estrella y Queiroz en el banquillo, supo guardarse en defensa y esperar su momento para hacer daño a los norteafricanos. Un gol en propia puerta de Bouhaddouz en los minutos finales decantó el partido para los asiáticos.


Los primeros minutos empezaron fueron de Marruecos. Los leones del Atlas controlaron el juego y las primeras oportunidades de gol recayeron sobre sus botas. A punto estuvieron de marcar en una jugada a balón parado, Benatia cazó un rebote dentro del área que fue repelido entre la defensa y el portero iraní.

PAUL ELLIS/GettyImages


Irán estuvo resguardada en defensa, protegiéndose y saliendo al contraataque pero tras el arreón marroquí fue llevando el partido a su terreno. Los africanos seguían teniendo el balón pero ya no conseguían llegar a la meta contraria. Irán fue creciendo y, en los últimos instantes, tuvo su oportunidad más clara de la primera parte en las botas de Masouz. El delantero se quedó solo para batir a Munir en un cara a cara pero el portero bloqueó el tiro y Jahanbakhsh no acertó a rematar bien en el rechace.


El fútbol desapareció en la segunda mitad. Las dos selecciones se olvidaron del balón y se inmiscuyeron en una lucha por el centro del campo que acabó con tres lesionados y varias tanganas. Amrabat, el jugador del Leganés, dio el susto de la tarde al caer noqueado por un golpe en la cabeza. Tuvo que ser sustituido por Sofyan Amrabat, su hermano. Solo cinco minutos más tarde, El Kaabi también tuvo que abandonar el terreno por un golpe de Jahanbakhsh en las costillas. Amine Harit se marchó en camilla con un tirón.

GABRIEL BOUYS/GettyImages


Las constantes lesiones y las pérdidas de tiempo de Irán obligaron a Çakir a prolongar el partido seis minutos. En el minuto 94, Irán se encontró con una falta a favor en el lateral izquierdo del área contraria. La falta fue lanzada al primer palo y allí encontró la cabeza de Bouhaddouz, el defensa marroquí, que envió su despeje a su propia portería. Irán se puso por delante sin tiempo para que Marruecos reaccionara y consiguió sus primeros tres puntos.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)