La suerte del jugador marroquí Amine Harit da dado un vuelco radical tras su participación en el Mundial Rusia 2018 con su selección, luego que tras el regreso a su país se vio involucrado en un caso de "homicidio involuntario" tras atropellar a una persona y causarle la muerte el pasado viernes.

Harit, quien tiene 21 años, se encontraba tomando unas cortas vacaciones antes de integrarse a su club, el Schalke 04 de Alemania, por lo que a raíz del caso tuvo que comparecer ante el fiscal de Marrakech para rendir su versión del caso, quedando libre tras pagar una fianza de aproximadamente 900 euros.

El jugador pese a esto deberá seguir el proceso judicial para conocer su sentencia, la misma que podría llevarlo a la cárcel en caso de ser declarado culpable.

Harit fue parte de la selección de Marruecos que quedó eliminada en la fase de grupos del Mundial tras perder con Portugal e Irán y empatar con España.