By 90Min
July 26, 2018

La historia de Mario Ricardo es una de esas que hacen querer un poco más al deporte más lindo de todos. En el inicio de la Copa Paraguay, el número 10 de Cristobal Colón, equipo de tercera división, convirtió uno de los mejores goles del año y gracias a ello se dio a conocer su conmovedora vida de superación.

El capitán marcó el tanto transitorio del empate ante Cerro Porteño con una definición magistral: primero, se burló de su marca con un toque sutil y, sin que la pelota tocara el piso, sacó un tremendo remate desde lejos e imposible para el arquero, para salir a festejar con todo.

Si bien su equipo terminó cayendo, su historia vale mucho más que el resultado y por eso valió la pena conocerla. Ricardo perdió un ojo en su infancia tras un accidente, pero lejos estuvo de rendirse en su arduo camino para llegar a jugar al fútbol. Además, ayuda a su madre comprando frutas y verduras en el Mercado de Asunción para vender en la despensa que tiene su familia.

"Es un orgullo poder jugar contra un club de la talla de Cerro. Ojalá que clasifiquen contra Palmeiras", aseguró el "10", quien es hincha fanático del club al que le convirtió el golazo que permitió conocer su gran historia. Así es el fútbol.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)