El Premio Laureuses una condecoración que reciben deportistas, dirigentes o técnicos que premia los valores que imparten los jugadores, como el juego limpio, el compañerismo, la dedicación y la emoción

Este año uno de los candidatos a ganar este premio es el mediocampista del Barcelona, Philippe Coutinho por un gran gesto que tuvo con un pequeño aficionado. 

Y es que el brasileño ayudó esta temporada a un joven de tan solo 12 años, llamado Wallace que vive en la favela de Vila Cruzeiro en Rio de Janiero a alcanzar uno de sus sueños.

Durante el partido de Brasil - Costa Rica en la última Copa del Mundo, el fotógrafo Bruno Itan tomó una foto del niño sosteniendo una camiseta amarilla con el 11 en la espalda y el nombre de Coutinho, escrito con lapicero.

Esta imagen rápidamente se hizo viral y llegó a los ojos del futbolista catalán que decidió no solamente regalarle su uniforme oficial y original de la canarinha, sino que además se la firmó y fue hasta donde vivía para tomarse fotos con él.

Con gestos como esto, Coutinho demuestra que no solo es un gran jugador dentro de la cancha, sino que fuera de ella también es una excelente persona, ayudando a su país y a sus habitantes cuando puede hacerlo. 

brazil-v-belgium-quarter-final-2018-fifa-world-cup-russia-5b6d4df55c0ee48988000006.jpg

Su competencia es Scott Doolan, un joven parapléjico que alcanza la cima del Everest, Gilberto Martínez que recibió un bonito mensaje de Neymar durante el Mundial, Yuki Kawauchi, el corredor amateur que ganó la Maratón de Boston.