By 90Min
October 01, 2018

El diario El Mundo ha publicado un reportaje realizado por los periodistas Esteban Urreiztieta y Orfeo Suárez en el que desvelan cómo se fraguó la marcha del portugués a la Juventus y por qué tomó esa decisión.


Cristiano Ronaldo protagonizó el pelotazo del mercado de fichajes al dejar el Real Madrid para fichar por la Juventus. Un movimiento que a muchos les pilló de sorpresa pero que, según informa el diario El Mundo, el portugués ya venía preparando desde tiempo atrás.


El punto de partida para que Cristiano decidiese abandonar el club blanco fueron sus problemas fiscales. El día 11 de mayo de 2017 el jugador convocó una reunión con sus asesores y gente de confianza en la casa de su representante Jorge Mendes para descubrir quién era el responsable del lío en el que se había metido con Hacienda. "¡Doctor dije que no quería riesgos! No tengo estudios. Lo único que he hecho en mi vida es jugar al fútbol, pero no soy tonto y no me fío de nadie. Por eso cuando contrato a un asesor siempre le pago el 30% más de lo que pide, porque no quiero problemas", empezó diciendo Cristiano a los presentes.


Carlos Osorio, abogado y hombre de confianza de Mendes, entonó el mea culpa: "Yo soy el responsable. Tranquilo, todo está bien y vamos a luchar este tema a muerte hasta el final".

Gabriele Maltinti/GettyImages

Meses después y tras comprender que el riesgo de cárcel era real, Cristiano acepta que tiene que llegar a un acuerdo con Hacienda que le acusaba de cometer cuatro delitos fiscales que finalmente al portugués acabaría reconociendo, además de pagar 18,8 millones de euros en concepto de sanción por las cantidades defraudadas. Pero el futbolista seguía sin estar conforme con lo sucedido y no entendía por qué en Inglaterra no tuvo ningún problema fiscal y en España sí. "¡Yo nunca dije que no se pagaran impuestos! ¡Quiero saber qué ha pasado! No entiendo nada, los impuestos los pagan los patrocinadores. ¿Por qué me acusan a mí?". 


Metido en un gran problema, Cristiano pensó que la única persona que podía sacarle de este lío era Florentino Pérez, tal y como había sucedido en el FC Barcelona con futbolistas como Leo Messi o Javier Mascherano. Además, el exmadridista esperaba que desde el club se le aumentara el sueldo después de los pagos que había realizado a Hacienda y los que tendría que hacer. Pero el Real Madrid con su presidente a la cabeza no quiso involucrarse en los problemas del portugués, algo que él no se lo tomó nada bien.


Aquí se empezó a poner la primera piedra del camino que llevaría a Cristiano fuera del Santiago Bernabéu. El Milan fue el primero en negociar con el portugués y le ofreció un salario 150 millones de euros netos en cinco años, pero el jugador quería seguir ganando títulos y dijo que no. No obstante, la tentación seguía presente y su enfado con el club era cada vez mayor. Cristiano no sólo consideró como una traición que no intercediesen por él ante Hacienda, sino que además estaba cansado de que siempre se le tratase como el segundo mejor jugador de la historia del Real Madrid por detrás de Alfredo Di Stéfano, algo que él consideraba injusto: "Siempre me ponen por detrás de Di Stéfano. Ya no sé qué más tengo que hacer".

Matthew Ashton - AMA/GettyImages

A todo eso luego se sumó la llegada de Neymar al PSG y la renovación de Messi con el FC Barcelona, por lo que Cristiano, el Balón de Oro, era el tercero del mundo en la escala salarial a gran distancia del brasileño y del argentino: "Es una falta de respeto que yo, el Balón de Oro, gane menos que Messi y Neymar. No es dinero, es estatus, respeto".


Desde el Madrid le prometieron una renovación si ganaba la Champions en Cardiff y efectivamente le trasladaron una oferta de 25 millones de euros que podrían llegar a los 30 en variables, pero eso no satisfacía las pretensiones económicas del portugués y decidió que la 2017/2018 sería su última temporada en el Real Madrid.

GERARD JULIEN/GettyImages

En diciembre el jugador le pidió a Mendes que sondease al presidente de la Juventus, Andrea Agnelli. El primer acercamiento con los italianos se produjo precisamente antes de enfrentarse en los cuartos de final de la Champions y Agnelli vio en el fichaje de Cristiano la posibilidad de devolver a la Juve a la élite del fútbol. Otro club que le trasladó a Mendes el interés por el portugués fue el PSG pero con la condición de que el fichaje se produjese el último día del mercado para que el Madrid no tuviese la oportunidad de fichar a Neymar o Mabppé.


Pero la operación tenía sus riesgos y el plan de la Juventus había seducido al portugués que ya tenía decidido cuál sería su próximo destino. Mendes trató de que Cristiano diese marcha atrás y continuara en el Madrid pero el divorcio con el club era irreversible. De hecho, la situación había llegado tan al límite que el propio Zinedine Zidane perdió la paciencia y le pidió a la directiva que zanjase el asunto: "Resolved lo de Cristiano como sea, porque no habla de otra cosa en el vestuario, es insoportable".

LLUIS GENE/GettyImages

Después de ganar la decimotercera en Kiev, Cristiano soltó la bomba sobre el terreno de juego con sus declaraciones. Días después de aquel momento de tensión, Zidane sorprendía a todos anunciando que dejaba el banquillo del Real Madrid y después del Mundial era Cristiano quien confirmaba su marcha a Turín ya con sus problemas fiscales solucionados.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)