By 90Min
October 01, 2018

Que Lionel Messi sigue siendo el mejor jugador del mundo no entra en discusión. Por lo menos en mi opinión, el crack argentino de 31 años continúa marcando la diferencia por sobre los demás futbolistas que brillan en Europa, y seguramente habrá supremacía hasta el día en el que se retire (que no llegue nunca, por favor).

Ahora bien, sería de necio no admitir una realidad: el "10" ya no es lo que era antes. No es el de los comienzos, donde se sacaba de encima cinco rivales con una facilidad asombrosa y luego definía para el gol; tampoco es aquel que contaba con compañeros como Xavi e Iniesta, que le simplificaban el asunto con un toque mágico u ofreciéndose para hacer una pared con el rosarino. 

Soccrates Images/GettyImages


En los últimos tiempos, Messi aprendió a bajarle el ritmo al partido, a convertirse más en un pasador que en un gambeteador, a elegir los momentos para golpear al rival. Y, en esos casos, el mejor de todos necesita tener compañía, futbolistas que interpreten el juego como él, que sepan cuando lastimar, cuando tenerla, cuando bajarle el ritmo al partido, y hoy en día no los tiene.

¿Con esto quiero decir que sus compañeros en la Selección Argentina y en el FC Barcelona no tienen la jerarquía necesaria para formar parte de dichos planteles? Para nada. Si repasamos los nombres, la mayoría ha hecho méritos para jugar al fútbol en el primer nivel.

Pero, por pensar erróneamente que el astro debe ganar los partidos prácticamente sólo, por pensar erróneamente que "se la doy a Messi y que resuelva él, total nos va a salvar", por pensar erróneamente que un futbolista, por más bueno que sea, te puede definir todos los duelos con una inspirada personal, la Selección fracasó en el Mundial de Rusia y el Barcelona no encuentra el rumbo en ciertos partidos que a priori son un trámite.

Soccrates Images/GettyImages

El día que entiendan que usar a Messi para construir jugadas es mucho mejor que depender exclusivamente de Messi para concretarlas, que no existe un futbolista que pueda ganar todos los partidos sólo y que el equipo siempre está por encima de los nombres, acompañarán a la "Pulga" de la manera que se merece, y volverán a disfrutar del "fútbol total" que tantas veces se ha visto de la mano del "10". 

Esperamos, queridos compañeros de plantel de Lionel, que ese momento llegue pronto, porque queremos seguir viendo esa zurda mágica por mucho tiempo. Queremos seguir volviéndonos locos con sus inexplicables jugadas y, sobre todo, queremos volverlo a ver con una sonrisa.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)