En un panorama convulso por la denuncia por supuesta violación en 2009, el jugador luso decidió mostrarse como siempre se le ha visto, amable con los niños y concentrado en el partido. Además, anotó un gol para ganar en Friuli y seguir con el pleno.


Cristiano Ronaldo no atraviesa un buen momento a nivel extradeportivo desde que Kathryn Mayorga decidió romper su silencio y mencionó que el luso le forzó a mantener relaciones sexuales hace nueve años, algo que deberá demostrar. El jugador ya dijo que estaba tranquilo y que eso no era cierto, pero Nike y EA Sports, dos de sus principales patrocinadores, han decidido mostrarse "preocupado" y retirar su imagen, respectivamente.

El día de ayer dejó ver el primer encuentro del portugués desde dicha acusación y no se le vio ningún tipo de incomodidad por lo que ocurre en este caso, que al envolverle a él se convierte en muy mediático. De hecho, volvió a evitar que los miembros de seguridad se llevasen a un niño que se acercó a él esquivándolos.

En el envite disputado en el Stadio Friuli, donde la Juventus visitaba el feudo del Udinese, el de Funchal anotaría el segundo, que cerraría el marcador y permitiría al conjunto bianconeri sumar la octava victoria en ocho partidos de Serie A desde su fichaje. De este modo suma cuatro goles y cinco asistencias en los 720 minutos que ha estado sobre el terreno de juego.

Image placeholder title

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!