By 90Min
October 08, 2018

La crisis del Real Madrid se engrandece día tras día. Son muchos los señalados por la falta de gol de los blancos. Un sector de la afición mira hacia los futbolistas, otro hacia la directiva por no haber efectuado ningún recambio de Cristiano Ronaldo y haber fichado a Mariano en los últimos días de mercado tan solo para arrebatárselo al Sevilla. Otro sector, probablemente el más amplio, acusa a Julen Lopetegui de la falta de gol de los blancos. El Real Madrid juega bien al fútbol, toca, toca y toca y vuele a tocar, y ahí radica el problema que muchos ven, solo toca, se les olvida tirar.

Juan Manuel Serrano Arce/GettyImages


Julen Lopetegui no empezó con buen pie por los fueros del Santiago Bernabéu. El técnico llegó tras un controvertido fichaje por el que tuvo que abandonar la selección española antes de tiempo y dejarla indefensa en el Mundial. Todos aquellos que abanderan al Real Madrid como el gran equipo de España no se pronunciaron pero en el fondo empezaron a ver con cierto resquemor la llegada del técnico. ¿Poner por delante a tu club, tu ciudad, o a tu selección, tu país? La pregunta que todos ellos se hicieron. Hoy no solo piden que el técnico no se coma el turrón en Madrid, sino que prefieren que no llegue ni a los huesos de santo. Adelantarse a una catástrofe que se veía venir desde que a principios de temporada surgían noticias que explicaban como los pesos pesados del vestuario comparaban al bueno de Julen con Rafa Benítez.

Lo políticamente correcto de Julen Lopetegui, que no se desbordó ni incluso yendo a La Resistencia, no ha caído con buen pie en el Bernabéu. Un estadio en el que, no olvidemos, todavía admiran a José Mourinho. En aquella ocasión no quiso contestarle a Broncano cuánto dinero tenía y de seguro que no lo hará con lo que cobrará por su despido. Un despido que podría ser inminente. Florentino le aguantará porque es su apuesta personal y sabemos que el presidente gusta de llevar la razón pero el final parece estar escrito.

Quality Sport Images/GettyImages

El fútbol de Lopetegui no gusta en el Bernabéu. El técnico pido a sus jugadores que sean poetas, una poesía romántica de Mario Benedetti que toque una y otra vez en el centro del campo, con florituras y trazos caligráficos en las transiciones entre defensa y ataque. Los madridistas, mucho más de películas de acción, no terminan de comprender lo propuesto por el entrenador. En el Bernabéu siempre han vitoreado un fútbol directo, ver a sus extremos corriendo por las bandas, atacando los espacios,  los delanteros de área, rematadores. Explosividad. Posesiones cortas pero mortales. Ajenos al tiki taka, son aquellos que siempre la pasan con el triángulo, nunca con la equis. No entienden a Julen Lopetegui ni con resultados ni sin ellos. Les sucede lo mismo con el fútbol de Karim Benzema, poesía difusa entre pitos y aplausos. Los días del entrenador en la casa blanca podrían estar contados.

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)