By 90Min
October 16, 2018

De un tiempo a esta parte, cada vez que se disputa la final de la Copa del Rey surgen dos problemas, el estadio de la final y la pitada al himno de España, ese que por no dar problemas no tiene ni letra. Resulta que ayer, incomprensiblemente, o al menos sin razón política, los aficionados que se dieron ayer cita en el Benito Villamarín no tuvieron otra ocurrencia que pitar el himno de Inglaterra, el "God save the Queen".


David Ramos/GettyImages

Pero la incoherencia radica en que ayer, los sevillanos ayer representaban a la afición española, la misma que siempre critica el hecho de que se pite al himno de España en la final de la Copa del Rey y condena este suceso pidiendo, incluso, la expulsión del Barcelona o el Athletic de Bilbao de las competiciones domésticas. Desde luego, ayer, lo que es dar ejemplo, no lo dieron.


Desde varios medios se ha achacado a los problemas que ha ocasionado en la ciudad la disputa del encuentro, con varios hooligans desde antes del fin de semana liándola por la ciudad, personas que, obviamente, no representan al total de la afición inglesa ni, desde cierto punto de vista, merece la pitada y si otro tipo de acciones.

David Ramos/GettyImages

Es cierto, Sevilla no representa a la totalidad de España en cuanto a sus inclinaciones políticas ni, históricamente, se le ha identificado como un bastión electoral de la derecha, más reacia al independentismo, todo lo contrario, pero no deja de ser incoherente lo sucedido anoche en el estadio del Real Betis. Es una falta de respeto en toda regla hacia la afición rival y más teniendo en cuenta que el problema lo ha causado unos pocos energúmenos, no todo un país con el que hay una más que estrecha relación.

Si es por hacer la gracia, a la RFEF no le va a hacer ninguna. Ahora se enfrenta a la investigación de la UEFA y podría suponer que el organismo europeo multe a la federación; eso sí, lo de los altercados de los hooligans es un hecho verídico y esperemos que a la FA también le den un pequeño tirón de orejas.

Soccrates Images/GettyImages

Lo más gracioso de todo es que Tebas, una persona que se identifica como español ante todo, ha sido el primero en salir a la palestra a pedir disculpas, "echando un capote" a su archienemigo Rubiales, que de momento calla... el mayor de los sinsentidos de la pitada. En fin, cosas del fútbol. 

You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)