Sergio Ramos lleva envuelto en polémica los últimos días. En el partido ante Inglaterra de este pasado lunes en Sevilla, se vio una imagen en la que Ramos parece pisar a Sterling cuando este estaba en el suelo tras una jugada dudosa. Finalmente parece ser que, desde otra toma, Ramos no le ha llegado a pisar, aunque no se puede diferenciar al 100%.

Pero, independientemente de que Sergio haya pisado o no a Sterling en esa jugada, el camero siempre está envuelto en este tipo de problemas. Siempre da todo por su equipo, lucha e incluso acaba con sangre si es necesario, como ya ha demostrado en varias ocasiones. Pero bien es cierto que en numerosas ocasiones Sergio Ramos se ha pasado de frenada, o simplemente ha realizado acciones impropias de futbolistas de su nivel.

spain-v-england-uefa-nations-league-5bc72ddbc83a60e64d000001.jpg

Uno de los claros ejemplos fue la final de la pasada Champions, en la que el central español se vio envuelto en nada más y nada menos que dos polémicas en las que causó o pudo causar lesiones, como la de Salah o la de Karius, en la que según el propio portero su rendimiento se vio afectado por esa acción. 

E incluso más allá de esas jugadas, o retrocediendo en el tiempo, podemos encontrar muchas acciones en las que Ramos ha soltado patadas, como por ejemplo a Leo Messi en un clásico, que claramente sobraban, o acciones en córners como el codazo propinado a Lucas Hernández en la Champions League hace dos años, una imagen muy comentada cuando se dio, o la patada que le propinó a Ángel Correa en la final de la Champions de Milán en la que cortó una contra prometedora y salió impune.

Sin duda, Sergio Ramos se deja todo en el terreno de juego por su equipo, pero en muchas ocasiones hay acciones que claramente sobran.