By 90Min
December 07, 2018

Estamos todos de acuerdo: la final de la Copa Libertadores entre River y Boca ya no posee ese sabor especial que tenía una vez que se conoció la noticia de que se iban a enfrentar en dicha instancia, por primera vez en la historia de la competencia.

Ya desde el principio todo empezó a ser muy hablado: la ausencia de Marcelo Gallardo por suspensión, la primera final con VAR, la última con ida y vuelta, el anuncio fallido del presidente Mauricio Macri de disputar los dos partidos con hinchas visitantes y los constantes cambios de fechas de la CONMEBOL.

Luego el impedimento para que se dispute el primer choque con normalidad fue la lluvia, pero finalmente el domingo 11 de noviembre la pelota empezó a correr y ambos equipos nos regalaron un entretenido partido que terminó 2 a 2 en La Bombonera.


EITAN ABRAMOVICH/GettyImages

Todo lo que no queremos para nuestro fútbol comenzó después. La investigación judicial que salió a la luz del jefe de Los Borrachos del Tablón, con más de 300 entradas y 10 millones de pesos fue apenas el inicio de la debacle, que se desató al día siguiente en Libertador y Lidoro Quinteros con los piedrazos de los violentos hacia el micro que transportaba a los jugadores Xeneizes, en una zona totalmente liberada por los organismos de seguridad mostrando una negligencia enorme.


Las visibles heridas que sufrieron Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo, entre otros, obligaron a suspender el encuentro de vuelta que debía disputarse ese día en el Monumental, pero el tironeo que se dio a partir de allí con los dirigentes de los clubes y la CONMEBOL para sacar provecho desde cualquier lugar embarró el terreno para siempre.

Jam Media/GettyImages

Se especuló con que haya acción incluso cuando el capitán azul y oro estaba en el hospital, y los hechos lamentables continuaron con la policía y los fanáticos de River en los alrededores del estadio. El plan de jugarlo el domingo no tenía sentido, pero igualmente hicieron movilizar a la gente a la cancha. ¿Para qué?

La decisión de mudar el choque a Madrid fue pésima, lo sabemos todos. Pero no por eso dejaremos de valorar este tremendo partido, sin antecedentes similares. Será un punto de inflexión para la historia del club que gane, ya que no habrá comparación con ningún otro enfrentamiento que los haya cruzado en todos estos años.

En caso de que sea River el que levante la Copa, ¿los hinchas de Boca podrán seguir cargando a los del Millonario por haber descendido a la B Nacional? Sí, es cierto. Pero no será lo mismo, ya que la respuesta será "te gané la final más importante de la historia".

Image by Gaston Hirschbrand


En caso de que Boca levante la Copa, ¿los hinchas de River seguirán hablando de la superioridad en los mano a mano que logró Marcelo Gallardo en todo este tiempo, ganándole todos los duelos al clásico rival? Puede ser. Pero tampoco será igual, debido a que este logro es mucho más determinante que los anteriores.

La mesa está servida. A 10.000 kilómetros de donde se debía haber jugado, es cierto, y con el papelón exhibido ante todo el mundo. Pero si nos enfocamos únicamente en el partido, hay que decir que los jugadores de ambos equipos están ante una oportunidad única de quedar en la historia de las instituciones. Para bien o para mal. Y para toda la vida...




You May Like

HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
OUT
HOLE YARDS PAR R1 R2 R3 R4
IN
Eagle (-2)
Birdie (-1)
Bogey (+1)
Double Bogey (+2)