By 90Min
December 17, 2018

El sorteo de Champions ha vuelto a favorecer del Real Madrid. Los blancos han sido emparejados con un Ajax que, pese a estar floreciente, no era uno de los rivales más complicados. Esta vez, lejos de favoritismos, sabotajes e inventos que pocos creen, solo sus vecinos pueden quejarse del sorteo, con la Juventus de Cristiano Ronaldo como rival. El partido que enfrentará a Real Madrid y Ajax será un partido que gustará a propios y extraños, el partido de la nostalgia para esos viejos madridistas que disfrutaron del Real Madrid de los setenta y ochenta y, a la par, un partido fantástico para los nostálgicos de la escuela holandesa.

VI-Images/GettyImages


Partido histórico de las grandes noches europeas. Sueños de Di Stefano, Cruyff, Zidane, Van Basten, Gento, Rijkaard, Puskas… noche que sabe a nostalgia y otro fútbol que jamás olvidaremos. Partido que despertará viejas rivalidades entre dos fútbol muy contradictorios. Los clásicos del fútbol directo y de coraje del Real Madrid contra los clásicos del  nuevo fútbol del Ajax. Casualmente, los dos equipos no se han visto lo suficientemente afectados por la globalización del fútbol y, aunque algo cambiado, siguen conservando aquel estilo que les hizo grandes. De hecho, en el último intento por cambiar el juego de toque del Real Madrid, el técnico Julen Lopetegui salió trasquilado.

Keystone/GettyImages


La historia no será la única razón por la que todo hincha, sea o no de alguno de estos dos clubes, valorará este encuentro. El Real Madrid llega en un mal momento, con necesidad de cambio, mientras que el Ajax, con las promesas De Jong y De Ligt a la cabeza, está inspirado y vuelve a recuperar sensaciones de antaño. Probablemente el cruce entre Real Madrid y Ajax se haya dado en el momento perfecto para que todos disfrutemos del choque. Las fuerzas se han igualado y Solari debe convencer contra futbolistas que buscan brillar y quién sabe si atraer los ojos de Florentino Pérez.

Evening Standard/GettyImages


En definitiva, varias estrellas brillarán tanto en Madrid como en Ajax. Sabemos que lo harán sobre el césped pero también en el cielo. El bueno de Johan estará viendo el partido junto a Don Alfredo en el olimpo de los cielos, el lugar reservado solo para los astros del balón que poseen su estrella, los que nunca se irán de las retinas del romántico y los que siempre serán adorados. Estrellas que se juntan en este partido y que, sin duda, nos harán vivir una noche europea inolvidable.

You May Like