By 90Min
February 10, 2019

La victoria del Real Madrid ante el Atlético en el Wanda Metropolitano ha abierto los ojos a muchos de los que dudaban de Santiago Solari como técnico al frente del banquillo blanco. El técnico argentino está haciendo que el equipo resurja de sus propias cenizas, siguiendo además los pasos de Zidane, que en 2016 llegó en una situación muy similar y consiguió hacer historia como entrenador madridista.

No es nada descabellada la comparación entre el Solari y el francés, más allá de los logros alcanzados por el segundo durante sus dos años largos en el cargo, pues los números reflejan una gran similitud en sus trayectorias. El argentino cumplió su partido número 25 como entrenador del Real Madrid en el derbi madrileño, con 19 victorias, dos empates y cuatro derrotas. Unas estadísticas que se aproximan a las cosechadas por 'Zizou', que en sus 25 primeros encuentros sumó 20 triunfos, tres empates y dos derrotas.

Soccrates Images/GettyImages


Santiago Solari comienza a convencer a todos los madridistas de que su trabajo y sus decisiones, más o menos aceptadas, dan sus frutos. El 31 de octubre del pasado año cogió a un equipo hecho un desastre y ha conseguido ir remontando puestos en la clasificación hasta superar ayer mismo al Atlético de Madrid en la segunda plaza. También le ha mantenido vivo en la Copa del Rey, superando dos eliminatorias y empatando con el FC Barcelona en el Camp Nou en semifinales. A parte de esto, cerró la clasificación a octavos de Champions League y ha alzado el Mundial de Clubes. No está nada mal para un técnico provisional ascendido desde el Castilla.

La última derrota importante del club blanco fue hace más de un mes ante la Real Sociedad en La Liga, pues la cosechada ante el Leganés en Copa del Rey fue intrascendente y desde entonces encadena seis victorias y el empate en el Camp Nou. Ha conseguido reconstruir al equipo, como lo supo hacer Zidane, confiando en todos los futbolistas de su plantilla y efectuando rotaciones para mantener a todos sus futbolistas en forma.

Si bien es cierto que los casos de Isco, el cual no parece contar mucho para Solari como ha demostrado en varias ocasiones, y Marcelo, que no atraviesa su mejor momento de forma, han lastrado la reputación del técnico, generando la desconfianza de algunos sectores de la afición merengue. Pero también ha sido el encargado de dar las oportunidades necesarias a Vinicius, que se ha descubierto como una de las esperanzas blancas hasta final de temporada, y a Reguilón, que ha aprovechado todas sus oportunidades hasta quitarle el puesto a Marcelo. Y no hablemos ya de Benzema, que atraviesa su momento más dulce en los últimos años, con un protagonismo más que notable y estando entre los mejores jugadores partido tras partido.

GABRIEL BOUYS/GettyImages


Solari pide a gritos esa confianza por parte de la afición blanca porque se lo ha ganado a pulso empatando con un FC Barcelona que está arrollador y derrotando al Atlético de Madrid, al Sevilla y al Alavés, que están siendo algunos de los mejores equipos de la presente temporada en La Liga. Solamente por hacer decir al 'Cholo' Simeone que ayer el Real Madrid fue superior a su Atlético, el argentino debería recibir el reconocimiento que se ha ganado desde que tomó las riendas del banquillo blanco, pero sobre todo este último mes, diciendo: "aquí estoy yo".

You May Like