By 90Min
February 14, 2019

El capitán del Real Madrid realizó unas polémicas declaraciones tras el partido ante el Ajax que podrían acarrearle una sanción para el partido de vuelta, aunque luego trató de matizar sus palabras a través de su cuenta de Twitter.


El Real Madrid se impuso 1-2 al Ajax de Amsterdam en el partido de ida de los octavos de final de la Champions League y uno de los protagonistas tanto dentro como fuera del terreno fue Sergio Ramos. El defensa vio la cartulina amarilla en el minuto 88 y se perderá la vuelta en el Santiago Bernabéu por acumulación de tarjetas.

La polémica se desató después de las declaraciones que hizo Ramos tras el partido en zona mixta en las que insinuó que habría forzado de manera deliberada esa tarjeta para perderse el próximo partido y así pasar limpio a cuartos de final: "La verdad que viendo el resultado te mentiría... es algo que tenía presente y bueno no es subestimar al rival ni pensar que la eliminatoria se ha pasado, pero lo he decidido así, una tarjeta en el minuto 88, me quedaré en la grada, animare como un ultra más", dijo Ramos ante las cámaras.

De quedar demostrado que Ramos forzó esa tarjeta para pasar limpio a la siguiente, el jugador madridista se arriesga a una sanción mayor por parte de la UEFA, posiblemente de dos partidos: "Puede ser sancionado perfectamente por forzar la quinta amarilla. Lo normal es que el delegado de UEFA haga referencia a estas declaraciones", explicó el periodista Juanfe en El Chiringuito

A través de su cuenta de Twitter dio una versión diferente sobre las palabras que había pronunciado anteriormente: "En un partido son muchas tensiones, muchas sensaciones y muchas pulsaciones. Hay que tomar decisiones en segundos. Lo mejor de hoy es el resultado. Lo peor, no poder estar en la vuelta junto a mis compañeros por un lance del juego. Quiero dejar claro que me duele más que a nadie, que no he forzado la tarjeta, como tampoco lo hice contra la Roma en mi anterior partido de Champions League y que apoyaré desde la grada como un hincha más con la ilusión de poder estar en cuartos".

En el Real Madrid ya saben de sobra lo que es ser sancionados por forzar tarjetas amarillas. En la temporada 2010/2011 en el quinto partido de la fase de grupos precisamente ante el Ajax el propio Ramos forzó por orden de Mourinho la segunda amarilla por perder tiempo siendo expulsado y así pasar limpio a octavos. En aquella ocasión la sanción para Ramos fue sólo económica, tuvo que hacer frente a una multa de 20.000 euros, y sólo se perdió el sexto partido de la fase de grupos.


¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, @90min_es!

You May Like