By 90Min
February 25, 2019

El Manchester City ganó la Carabao Cup al Chelsea en los penaltis, pero después de lo que pasó, pocos son los que hablan del juego y el resultado. Kepa Arrizabalaga protagonizó la escena insólita de la jornada, que atrajo todas las demás noticias sobre el partido en sí.


Tras el lío entre Kepa y su entrenador, Sarri, muchos son los que tachan de culpable a uno y a otro. Y bien, la normativa acerca de los cambios de jugadores a lo largo del partido defiende la postura de Kepa al no querer abandonar el campo como el técnico indicó. 

Image by Joan Poveda Llorca

En lo que se refiere al procedimiento de sustituciones y en su último apartado la norma señala lo siguiente: "Si un jugador que va a ser reemplazado rehusara salir del terreno de juego, el partido continuará". Esto quiere decir que el futbolista no está obligado a cumplir con la orden del mister, sino que es libre de quedarse en el campo de juego. Ahora bien, lo que suceda entre semana como consecuencia de ese hecho, es tema de cada club.

El jugador español ha querido aclarar lo ocurrido y disculparse con los aficionados por lo ocurrido a través de su cuenta de Twitter. 



Pero como todo lo demás en el fútbol, los resultados lo cambian todo. Si en la tanda de penaltis hubiese sido el Chelsea el vencedor, Kepa habría sido el héroe de la final y esto habría quedado en anécdota. Por todo lo que pasó, el portero quedó como el rebelde. 


You May Like