Vinícius Junior es el que jugador que más intenta percutir en la portería rival del Real Madrid, pero el que menos convierte. A su edad, no es nada fácil adaptarse a un plantel de tal envergadura, ya que como jugador blanco tienes mucha presión, y más cuando las cosas no marchan bien, como es el caso.

En el día de ayer el brasileño disputó su segundo Clásico, y pese a perder 0 a 3 ha realizado un buen partido, pero no tiene a su lado un nueve que sepa culminar sus maravillosas jugadas con las que ilumina el estadio. Ayer dio auténticos dolores de cabeza a la defensa del Barcelona, sobre todo a Semedo por su banda y a Piqué cuando tiraba las diagonales hacia el centro. Pese a ello, la puntería es su asignatura pendiente y debe mejorarla entrenando para ser un top mundial.

fbl-esp-cup-real-madrid-barcelona-5c77f2db7d311ad691000009.jpg

Ayer a Vinicius le faltó un 9 de verdad que culminase sus jugadas, y el bajón goleador de Benzema en los últimos partidos ha sido mortal para el carioca. Benzema necesita recuperar su nivel y, de esa manera, opacar la falta de puntería del brasileño.